Honos 131. El mapa de mis ausencias.

La Reflexión

El mapa de mis ausencias.

De pronto decide salir. Ese residente silencioso que duerme en tu interior se activa, brota y todo se torna zona catastrófica. Es lo opuesto a la calma. Sus materiales son la ira y el genio. Un estallido que deforma y desdibuja el perfil de tus fronteras necesitando ser de nuevo cartografiadas. Pero ¿quién traza nuestros límites, quienes perfilan las lindes de nuestro nuevo contorno, quiénes son nuestros cartógrafos y quiénes nuestras geólogas? No somos diferentes a un volcán en una isla.

En 2012, Maria Seton, una geóloga australiana embarcada en una expedición científica, hizo notar al mundo el hecho absurdo de que una isla que llevaba dibujándose en los mapas durante cientos de años en realidad no existía. No estaba allí. De hecho no estaba en ningún lugar. La geóloga Maria Seton hizo un descubrimiento impensado hasta la fecha: descubrió una ausencia, un hueco que los mapas rellenaban con una isla inexistente. Carencia saturada de falso recuerdo. Quizá todos estemos embarcados surcando el mapa de nuestras ausencias, la cartografía de nuestros afectos. No somos diferentes a una geóloga australiana.

Hubo un tiempo en que nuestro mundo existió sin mapas. Tiempo grotesco e informe. Luego vino otro en que los mapas precedieron al propio mundo. El mapa Waldseemüller o Universalis Cosmographia fue el primer mapa donde se nombró al Nuevo Mundo como América. Ese dato tapa siempre otro en mi opinión igualmente reseñable. El cartógrafo Waldseemüller dibujó el Océano Pacífico seis años antes de que el primer europeo navegara por él. Waldseemüller separó Asia de América con un hueco tan grande que lo tuvo que rellenar con un océano entero. No somos diferentes a un cartógrafo alemán del siglo XV.

¿Quién traza nuestros límites, quienes los perfiles de nuestro nuevo contorno? Somos nosotros, volcanes activos, rediseñando los contornos de nuestra propia isla. Somos nosotras, geólogas embarcadas, descubriendo las ausencias de nuestros propios mapas. Y somos, sin duda nosotros, los cartógrafos preeminentes de nuestros propios huecos.



Nº 131 publicado gracias a NODO

NODO es la herramienta que te permite navegar por Internet sin dejar huella
No rastrea tu comportamiento, no te espía. Te pregunta, porque es un Private Shopping Cloud que funciona así:

  1. Te registras en NODO. Solo te piden tu email. Nada más.

  2. Les dices qué cosas necesitas. Si mañana son otros tus intereses los puedes cambiar.

  3. Si NODO encuentra algo que encaja con lo que buscas te mandan un email. Si no hay nada de tu interés, no te escriben.

Además, el beneficio que obtienen gracias a las marcas con las que trabajan lo invierten en medios de comunicación digitales para que no dependan de publicidad intrusiva o cookies. Todo a través del email. No tienes que descargarte ninguna app. 

PRUÉBALO AHORA

¿Quieres patrocinar Honos? Mira cómo hacerlo aquí


Los Enlaces

→ Lo que suena

Este post de Matías para Gizmodo me ha vuelto loco. Trata sobre un tema que llevo semanas tocando por aquí: el sonido. El post recoge anécdotas de personas sordas que tras colocarse un implante coclear descubren qué suena y que no. Siendo sordo no tienes que saber qué suena y qué no suena. Que las nubes no suenen al chocar o que tu estómago sí lo haga son silencios (ausencias de nuestro mapa sonoro) o sonidos que quienes escuchamos hemos aprendido y damos por hecho. Este descubrimiento del sonido puede ser tan aterrador que incluso hay quien decide apagar el implante por no poder acostumbrarse. Hay mapas que mejor no desplegar.


→ Arillatype

¡Qué ganas de que se estrenara esta nueva aventura de mi querido Pedro Arilla! Ya está aquí Arillatype, su fundición digital de tipos. Por ahora no se puede contar mucho, pero en su Instagram tenéis pistas de lo que está por llegar. No quiero desvelar nada, pero tengo mucha fe en que revolucione el sistema de licencias tipográficas. No os digo más.



→ El País se rediseña

Buenísima pinta tiene el rediseño de El País. Parece que todo gana en claridad, limpieza y orden. Tiene que haber sido un trabajazo inmenso. Me quedo con esta frase de Borja Echevarría en el artículo donde detallan el rediseño: “El viejo paradigma de internet en el que la velocidad y la superproducción dominaban ha dado paso a un énfasis en la propia personalidad”. Ojalá más medios recorriendo la ruta de la personalidad.



→ La cantina de medianoche

Estoy fascinado con las historias de esta serie de Netflix que me descubrió mi compi María en Devengo. La Cantina de Medianoche cuenta historias independientes de los habituales a un pequeño y humilde restaurante japonés. Más allá de las particularidades culturales, es una serie que podría desarrollarse en cualquier país. No hay otro elemento cultural que nos una más que la comida. Me imagino la misma serie en la taberna del Perejil en Sevilla, o Casa Ciriaco en Madrid, o El Manteca en Cádiz. Solo hay que cambiar los fideos con verduras por unos garbanzos con espinacas y listo.


→ Open Emoji

Los emojis se han vuelto un elemento imprescindible de la comunicación en internet. Generan un lenguaje nuevo y por tanto crean mundo, expanden nuestra manera de pensar abriendo nuevas posibilidades de comunicación. Como los mapas, son un lenguaje menos estricto, pero también más rico y abre interesantes puertas a la imaginación. Open Emoji es el proyecto open source de más de 50 estudiantes y varios profesores de la universidad de diseño alemana HfG Schwäbisch Gmünd para crear una biblioteca abierta de emojis libre de copyrights.

De nuevo, Aitor, gracias por la pista.

→ Accesibilidad en emails. Algunas respuestas

Este artículo en Medium aporta los resultados de un estudio realizado sobre qué elementos de diseño encuentran más o menos accesibles quienes leen newsletters. Elementos como el tipo de tipografía usado, el tamaño de la misma, los botones, los colores de los links, etc.

Aunque la mayoría de los participantes en el estudio declaran no tener barreras en cuanto a la accesibilidad, es interesante ver (otra vez) como usar elementos no accesibles perjudica también a quienes no tienen dichas barreras. Me hubiera gustado que preguntaran por la cuestión del light o dark mode, pero me seguiré quedando con la duda.

→ Camila Nogueira

Esta semana he descubierto el trabajo de esta ilustradora portuguesa llamada Camila Nogueira. Un uso del color potente, pasión por el detalle y un trazo marcado. Paisajes reales o de fantasía donde la luz y las sombras dotan de vida todo lo que rozan. Maravilloso.


Si ya eres parte de la comunidad de Honos y quieres contribuir para que pueda seguir escribiendo y enviando la newsletter cada semana, puedes hacerlo vía ko-fi y te estaré muy agradecido.

Van 325 cafés hasta la fecha. Me va a dar algo ;)

Invítame a un ko-fi


Se despide con una sonrisa honesta, Máximo, diseñador, aprendiz de newslettero y el cartógrafo amateur de mis huecos y ausencias.

En número #131 de Honos ha sido escrito mientras escuchaba:
Lluvia en Youtube. Ante la ausencia de lluvia en Barcelona, simulación.